miércoles, 19 de agosto de 2009

La guerra del "fumbo"

Anda "la marianada" muy preocupada por la retransmisión de partidos de "fumbo", y ha llegado a decir su líder que el Gobierno ha robado a los españoles para favorecer a un grupo económico "amigo". "La marianada" tiene por enemigos a las buenas personas y a las inteligentes, y no sólo desea para los españoles la destrucción espiritual, que lleva bastante avanzada, sino, por supuesto, la neuronal imprescindible para dominar en el redil de los mansos.
Me declaro agotado por la atención que en España se concede al universo del deporte en los medios de comunicación. Es culpa de los medios que el "fumbo" se haya convertido en un circo para tontos. El apetito sádico de los medios, su vicio pajillero por el recuento ha elevado algo anecdótico, como debería ser el "fumbo", a la categoría de nervio principal, y convertido al oyente, al curioso, al inocente del entretenimiento en un pobre gilipollas. "La marianada", sensible factoría de gilipollas, no renuncia a practicar ella misma la "hipnosis del chiringuito", y busca el modo de arrebatar el público a otros hechiceros de la ideología temporal. Mejor haría alguno de sus electroduendes en aparecer en los medios maldiciendo al "fumbo", mandándolo a tomar por el culo, lo cual resultaría de verdad muy español y sería estimado por las cabezas de pepino de la piel de toro patatera. Pero "la marianada" no quiere ayudar a los españoles a salir de su zafiedad; antes bien, profundizar en ella, todo a pesar de que niegan cualquier vínculo con el franquismo, donde el embrutecimiento mediante espectáculos retransmitidos era impuesto por el consejo de elegantes poetas que instruía al dictador, gallego excepcional y complejo.
"La marianada" quiere más "fumbo", más, mucho más.
¡Y que vivan las cabezas de maraca!


Yvs Jacob

2 comentarios:

Violetera dijo...

Hola Yvs. Vengo sólo a decirte que voy a casarme con tu amigo Eneko Lomana. Nos vemos en la boda.

Un abrazo y feliz verano,

V.

Yvs Jacob dijo...

Are you mocking me???
No sabía que el gran Eneko fuera hombre que se fijara metas tan elevadas.
Pero cuida bien de él, es un ejemplar único de intelectual ante el espejo.
Mis bendiciones.

Yvs Jacob